Las histerias que se escriben

Hola, este mes hablaremos del periodismo. Es un tema bastante extenso, en el que actúan muchos factores, así que les voy a hablar de algunas de sus caras, por si requieren algo de contexto o inspiración para sus entradas colaborativas.

Es bien sabido que los medios de comunicación son considerados el «Cuarto Poder»; es decir, todo lo que vemos en redes sociales, televisión, radio, diarios, etcétera, tiene un impacto directo en las decisiones públicas y en la opinión de las personas. En redes sociales podemos ver este efecto claramente: algo se hace viral, se forman dos opiniones diametralmente opuestas (en general), personas pelean, se crea un impacto igual a cero (todo es sólo intelectualoide), pasan algunos días, algo más se hace viral, todo vuelve a empezar.

Y bueno, las redes sociales y la Internet son una gran herramienta para la comunicación; sin embargo, tienden a volver la información volátil, todo es cuestión de segundos, de tuits de 140 caracteres, escritos por personas no expertas en la materia. Es importante la democratización de la información, pero, sin sentido crítico qué sentido tiene. Para mí, esta es la tarea más importante del periodismo en estos días, la investigación y la crítica, el planteamiento que invite al lector a crearse una opinión, fundamentada en hechos, en contexto. Porque precisamente el periodismo no se trata de imprimir una nota en un diario, sólo porque el corte está próximo, sino de contar historias e involucrar a los lectores.

Esta idea mía del periodismo es muy «romántica», porque no podemos olvidar que el peor de los males del mundo, a.k.a Capitalismo, tiene sus cochinas garras en absolutamente todo. Es increíblemente difícil hacer periodismo cuando los medios están tomados por «El Poder» (inserte risa malévola), y aquellos que se encuentran al margen sufren de las consecuencias, siendo la menor la censura y la mayor, y muy común, las amenazas de muerte o los asesinatos.

México es el país más letal para ejercer el periodismo, comparado en cifras únicamente con Afganistán que está en guerra. Así que no podemos decir, con la mano en la cintura, que el problema es que «no hay reporteras o reporteros dedicados», porque es mentira, el problema reside en que por hacer su trabajo pierden sus plataformas, son ejecutados o tienen que huir para evitar este fin.

Igualmente, es importante decir que las mujeres componemos gran parte de la matrícula de escuelas de medios y periodismo; sin embargo, en los puestos de poder no aparecemos y es muy reciente que inclusive seamos contratadas como reporteras o al frente de noticieros. Las mujeres históricamente hemos tenido que crear los espacios para poder ser publicadas, por ejemplo «Las hijas del Anáhuac» o «Violetas del Anáhuac», pero como no es de interés de El Poder, no son financiados estos medios y perecen.

En televisión

Podemos pensar que en términos de brecha de género, hemos avanzado en la representación que tenemos las mujeres en televisión; sin embargo, la lista de peros que se les pone a las comunicadoras es interminable. Piensen ustedAs, cuántas mujeres indígenas han visto al frente de un noticiero, o siquiera conduciendo un programa, cuántas mujeres negras, discapacitadas, gordas o de edad mayor han visto en la tele.

En general, las mujeres somos sólo requeridas en los programas de revista, en el «señora bonita, mire este sartén, mire esta receta», pero en noticieros, cuando hay mujeres, son hegemónicas, y claro que no es culpa de ellas, sino de los productores, que sólo creen que la blanquitud puede dar la nota.

También me parece importante señalar a las periodistas deportivas, que son fuertemente atacadas por ser mujeres; se les exige más que a sus compañeros, se les critica y amenaza. Ahora con el uso de las redes sociales, podemos ver cómo cientos de hombres las atacan. Les dejo este video de una campaña que muestra la brutalidad de los mensajes que reciben. (sólo lo tengo en inglés).

En periódicos

Cada vez es más común ver a mujeres ocupando el puesto de «Jefe editor», jefa en este caso; sin embargo, los dueños de los medios son hombres, claro, hombres blancos, heteronormados, etcétera. Hegemonía por excelencia. Jeff Bezos, por ejemplo, ha invertido buen dinero en diarios, que casualmente ahora apoyan esta minicarrera espacial de millonarios.

Y es aquí donde radica el problema, estos señores son los que eligen qué historias contar, historias que se replican en las redes sociales y terminan siendo enfrentamientos maniqueístas aquí y allá. A veces, una podría creer que estos medios están obsoletos, la cosa es que han sabido transformarse. Claro, muchos han caído con el tiempo y lo seguirán haciendo, pero otros tantos lograrán adaptarse al público y la época, incluso moldearla.

Al final, los medios buscan vender y crearán el contenido que esté en tendencia: la comunidad LGBT, el feminismo, la ecología. Por eso es importante decidir qué consumir, a quién. No darle clic a la nota amarillista, no replicar columnas de hombres rancios, que sólo lloran porque se les critican los privilegios. Apoyar proyectos de mujeres, sus investigaciones, sus luchas. Podemos regular el mercado editorial. Ya se ha visto en otros ámbitos, los libros, por ejemplo, sobre feminismo han tenido más distribución y publicación, porque somos un mercado importante, hay que apoderarnos de eso. (Exijamos y luego no les compremos nada). Ustedes mandan, dice Mercedes Gallego.

En fin, este es un pequeño recorrido, diálogo aleatorio, sobre periodismo. Hay tantísimas cosas más por hablar, por eso las invitamos a escribir, a indagar. De tarea tienen buscar una columnista que les guste, busquen plataformas de mujeres periodistas, series o películas que aborden el tema. Las posibilidades son infinitas. Escriban, porque así ustedes también están aportando, están moldeando las historias que se escriben.

-Las Sin Sostén.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s