Pedazos de mujer

El test de Bechdel o cómo medir estereotipos en la industria del cine

En literatura, a menudo, cuando se habla de obras escritas o protagonizadas por mujeres, se piensa que las temáticas están relacionadas con amor, belleza o asuntos relacionados a la feminidad, “cosas de mujeres”; sin embargo, esta categoría es un mero prejuicio que sólo contribuye a restarle importancia a dichas obras.

En el cine, sucede algo parecido, ahora mismo, pensando en películas con actrices como protagonistas no se me ocurren más que películas de romance, haciendo un trabajo de memoria un poco más profundo la mayoría tiene que ver con una historia que fluye o continua por la relación con un hombre. 

Las películas suelen contribuir a la distribución de estereotipos sexistas, por ello, y para revisar la presencia de estos en el cine se creó el test de Bechdel. Su aparición fue a través de la tira cómica Unas lesbianas de cuidado de Alison Bechdel, en 1985, su invención se atribuye a Liz Wallace, amiga de dicha autora. 

El test contiene tres preguntas que en apariencia parecen muy simples:

  1. Aparecen al menos dos personajes femeninos. 
  2. Estos personajes hablan una a la otra en algún momento. 
  3. Esta conversación trata de algo distinto a un hombre

Estas tres preguntas son el comienzo para plantearnos la relevancia de los personajes femeninos en el cine. Pensando en la trilogía de El señor de los Anillos, porque son las últimas películas que vi y además he visto varias veces, de manera individual, ninguna de las tres películas pasa del punto número 1. Hablando como trilogía, podríamos decir que sí, que existen tres personajes femeninos a lo largo de los filmes; hay elfos, orcos y criaturas fantásticas, pero no mujeres.  Y, hablando del punto número dos, nunca cruzan palabra. 

Su función en la historia es diferente, pero una de ellas, Arwen existe y es mencionada sólo para hablar de la relación con uno de los personajes. Galadriel, aparece sólo una vez para darle un objeto al héroe de la historia y Éowyn, tiene sólo un par de escenas, dentro de las cuales se encuentran la famosa pelea contra el Nazgul y el “no soy un hombre”, y la de su boda con otro personaje.

Haciendo un ejercicio, como el planteado por Nerea Pérez en su Feminismo para torpes (2019), en el que plantea se realice el mismo ejercicio, pero de manera inversa en series en las que hay más personajes femeninos o de temática feminista podemos darnos cuenta de por qué esto es problema. 

Por ejemplo, Anne with a e, hay más de dos personajes masculinos. Entablan conversaciones entre ellos y no sobre mujeres. Como plus, Gilbert, coprotagonista de la serie, no existe sólo en función de su relación con Anne. Vis a Vis, por otro lado, es un sí a las tres cuestiones; WandaVision también; en Enola Holmes se pasa el test, al igual que en She-ra y las princesas del poder. Así como El cuento de la criada y El mundo oculto de Sabrina.

Como lo explica Nerea:

“La ficción es importante porque a la vez refleja nuestra visión del mundo y la conforma. Consumir historias significa ponerse delante de un espejo y, en el caso de las mujeres, ese ha sido un espejo de feria que nos ha devuelto una imagen distorsionada, esquemática y reducida; un espejo que en lugar de multiplicar, resta”.

Por ello es importante analizar y visibilizar estas diferencias, para que las niñas y adolescentes no crezcan teniendo como referentes a personajes que son sólo la madre, la damisela en apuros o la solterona esperando ansiosamente alguien que la despose.

-Diana Oliva

#TDV: Para una fiesta mexicana estilo Zacatecas

El 15 de septiembre del año pasado (2020) fue especial por muchos motivos, entre ellos, por la pandemia. En ese momento tenía roomies y vivía en una casa del centro de Zacatecas. Hicimos una micro fiesta para celebrar la independencia de México. Preparamos alrededor de 60 tacos para 5 personas. Compramos dos botellas de mezcal e hicimos “aguas locas2. Para las 10 de la noche ya costaba articular una palabra sin equivocarnos. Vimos los fuegos artificiales desde el patio. Gritamos insultos al ejército y policías que desfilaban por la calle. Fuimos a dormir tarde. El sol nos alcanzó antes que a los cerros bajos de la ciudad.

Los colores de la noche y madrugada se desplegaron en forma de flores y banderas durante el 16. El dolor de cabeza nos obligó a buscar comida. Fueron dos días muy activos que se ganaron un lugar privilegiado en las historias que contaré a mis hijos o a mí misma mientras me pregunto: “por qué aparecieron  tan pronto las arrugas”. [Pausa para centrarme en el presente]… Los estantes vacíos de tequila y mezcal me recuerdan que las fiestas patrias están en su punto más alto, por lo que se avecinan cientos de zombies de la cruda. Sé que enfrentar lo que viene requerirá de platos llenos y salsas picosas.

A veces pienso que ya fue suficiente de comer las mismas cosas año tras año; amo el pozole, los tamales y hasta los chiles en nogada, pero “hasta la belleza cansa”. Este 15 de septiembre me arriesgaré a llevar lo mismo de todos los días, pero en presentaciones pequeñas. Quiero ver las caras de mi familia cuando descubran la ausencia de las enchiladas y acepten la existencia de tortas de Malpaso o tostadas de Jerez en su lugar. Esta vez haré un homenaje a la cocina de Zacatecas.

¿Qué se come en Zacatecas y por qué quiero seguir haciéndolo?

La gastronomía zacatecana está infravalorada; sin embargo, es el resultado de influencias, matices y productos de alta calidad. Tras la sombra de Jalisco se esconden preparaciones que no requieren de experiencia en la cocina; con precios accesibles y tiempos de elaboración cortos. El catálogo no tiene límites definidos, pues cada uno de los 58 municipios imprimen el carácter de su geografía, de tal forma que las enchiladas de Sombrerete y Monte Escobedo llevan los mismos ingredientes, pero no la misma esencia.

Si se trata de resumir todo en 10 platillos es necesario mencionar los siguientes: tacos envenenados, caldo de rata, tosticarnes, gorditas de Sain Alto, tostadas de Jerez, tortas de Malpaso, raspanieves, brujas, asado de boda y cena dorada. Salvo los tacos envenenados, todas las recetas son fácilmente replicables en casa, así que no hay excusa para poner manos a la obra.

No mentiré, cuando empecé esta columna me preocupé por las personas que quieren vivir una experiencia zacatecana fuera del estado, así que investigué cómo conseguir productos locales casi desde cualquier parte del mundo. Aunque parezca increíble, lo logré, Mercado Libre cuenta con una tienda oficial, en la que los productores exponen sus artículos y proporcionan toda la información necesaria para averiguar más sobre el origen y la marca.

Es posible que la premura no permita a muchas tener un 15 0 16 de septiembre como en la tierra de Amparo Dávila, pero aquí queda el precedente para próximos eventos.

Por otro lado, no puedo creer que ya pasó un año de esa fiesta y las cosas han cambiado, sigo viviendo en el centro, los fuegos artificiales atentarán con borrar La Bufa, las patrullas volverán a desfilar, la gente volverá a celebrar y posiblemente no imaginará lo mucho que cambiarán las cosas en 365 días.

Nota: Aunque esta entrada habla muy superficialmente de la resaca, es importante recordar que las bebidas alcohólicas se deben consumir con responsabilidad y moderación. Es necesario saber los límites del cuerpo, beber en lugares seguros y buscar diversión sin él. La hidratación juega un papel importantísimo en estas circunstancias.

Si ya identificaste que tienes un problema con el alcohol puedes ponerte en contacto con los Centros de Atención Primaria en Adicciones. No estás sola en esto, cuídate mucho.

-Flor de Hibisco

Luces, cámara y desigualdad

La industria del cine está repleta de actos machistas y sexistas. Los más evidentes los podemos ver en las premiaciones, donde las categorías a mejor película o dirección están dominadas por hombres. Por poner un ejemplo, en la historia de los Premios Oscar, sólo 5 mujeres han sido nominadas a esta última categoría, mientras que la cifra de hombres nominados haciende a 300.[1] Desde luego el problema no es que las mujeres no produzcan cine de calidad, es que los miembros de la academia, igual que en las demás artes, no toman en serio las obras dirigidas por mujeres.

El machismo también se refleja en que las actrices de edad avanzada dejan de tener apariciones o papeles importantes, lo que contribuye a fomentar el estereotipo de que los cuerpos femeninos se vuelven desechables con la edad. Hablando de la representación, es necesario mencionar la casi inexistente presencia de cuerpos y rostros no hegemónicos, de personas racializadas o pertenecientes al colectivo LGBTQ+.

Otra violencia se encuentra en la brecha de papel importante y la salarial, para ejemplo la siguiente tabla:[2]

Como se ve, la cifra reunida por hombres es casi tres veces mayores que la reunida por las actrices. Además de la distribución de mujeres en películas importantes, se debería realizar un estudio enfocado en los roles que protagonizan, pues, seguramente, existe también una diferencia importante.

Con la intención de visibilizar estas y todas las violencias existentes en dicha industria, este mes las invitamos a compartirnos sus textos, ilustraciones y trabajos de cualquier disciplina, así como opiniones o recomendaciones referentes al tema.

-Las Sin Sostén

[1] https://oceandrive.com.ve/zz-carrusel/el-machismo-en-el-cine-donde-quedan-las-mujeres-en-la-industria-cinematografica/ consultado el 07 de julio de 2021.

#TDV: Ollas que escuchan y otras supersticiones

En ese entonces tenía 20 años, era lo suficientemente joven para asustarme con ciertas situaciones o para darle la vuelta por días a acontecimientos comunes. Fui a comer por primera vez a un mercado de la ciudad; me apresuré a elegir un puesto, a sentarme y dejar que la señora me sirviera lo que a ella le daba la gana. La higiene no era el fuerte del sitio, así que comí con mucho asco hasta que la siguiente escena casi me provoca un desmayo:

-Señora: Ahorita salen las tortillas.

-Yo: Sí, está bien.

-Señora: ¿Te puedo decir algo, pero no te enojas?

-Yo: Sí (con el corazón acelerado e imaginando lo que en realidad estaba comiendo).

-Señora: Las tortillas se están esponjando, te vas a casar pronto.

Después de eso me mantuve en silencio, yo no quería casarme a los 20, ni siquiera estaba segura de desear que esa relación se prolongara. Terminé el platillo. Pagué. Me fui. Siempre dudé de la palabra de la señora, pero creció en mí el interés por las supersticiones que vienen con los fogones.

Lo que me evocó esa anécdota fue una ilustración de «Viviendo en casa» que estuvo circulando en Facebook estos días, donde se enlistaban diversas creencias y se alentaba al público a compartir las suyas. El centro de la imagen lo ocupaba una cocinera de avanzada edad (muy adorable), quien estaba rodeada de varios platillos y las supersticiones que los acompañan:

  • “Si la tortilla infla bien, significa que te vas a casar”.
  • “El chocolate espumoso es señal de que estás listo para casarte”.
  • “Si preparas tamales triste, quedarán crudos o salados”.
  • “La salsa sale picosa si estás enojado”

Pensar, desear o temer

Estoy casi segura de que vi la imagen de «Viviendo en casa» en 10 lugares diferentes y leí, por lo menos, 200 comentarios de la comunidad facebookera. Al obtener una base de datos importante, me di la tarea de clasificarlos para compartir, forma ordenada, los más curiosos e interesantes:

Trucos para que la comida quede bien

  • A la vaporera de los tamales se le amarra una hoja de elote en las orejas para que estén más rápido.
  • Sólo una persona podrá ver y menear el atole para que no se corte.
  • Las masas para pastel deben batirse sólo con una mano y en el sentido de las manecillas del reloj.
  • Se le puede poner un hilo rojo a las cacerolas para que la comida no escuche los chismes de las cocineras y se cuezan bien.
  • Las embarazadas deben evitar batir claras, pues para ellas es casi imposible que lleguen a punto de nieve o turrón.

Familia, visitas y matrimonio

  • La tortilla de harina inflada es un indicador de que la suegra quiere mucho a la nuera o yerno.
  • Si se quiere que la comida rinda para muchas personas se debe de decir: “San Vicente, que alcance toda mi gente y todavía me sobren 20”.
  • Cuando un cubierto se cae significa que va a llegar visita.
  • La gente que llora al cortar cebolla es muy celosa.

Advertencias

  • Si se antoja la comida antes de que esté tarda más tiempo en cocer.
  • Los frijoles pueden enojarse si alguien grita cerca de ellos, eso hace que no agarren la sal o tarden mucho en cocerse.
  • La sandía es celosa, se debe comer en cuanto se compre, si no se vuelve agria.
  • Quien prepara los tamales no debe ir al baño y sólo una persona puede poner el relleno, si no salen partes crudas.
  • Las personas se deben sujetar el cabello cuando limpian verdolagas, pues éstas suelen jalarlo y guardarlo en su interior para dejarlos salir durante la cocción.
  • Cocinar triste causa indigestión en los comenzales.

Nota: Un buen jugo verde puede componerse de: espinacas, pepino, toronja, jengibre, manzana verde y apio.

-Flor de Hibisco

#TDV: El Youtube saludable

Canales imperdibles para empezar un estilo de vida saludable

Han pasado algunos meses desde que inicié un tratamiento nutricional, la experiencia ha sido interesante, sobre todo por la disminución de porciones y la incorporación de frutas y verduras en cantidades fuertes. El camino de la «vida sana» me ha traído beneficios, tengo más energía, puedo subir y bajar desde casa corriendo o echarme una rutina de ejercicios sin sentir que el alma abandona mi cuerpo.

Sé que no puedo sostener mi relación con la nutrióloga por muchos meses, así que me he dado a la tarea de buscar apoyo para continuar con un estilo de vida saludable. Al dirigirme a Youtube encontré todo tipo de canales, desde los que enseñan consejos sobre alimentación, pero te hacen sentir mal con tu cuerpo (nada recomendables), como los que te llevan de la mano a conseguir una alimentación adecuada sin abrumar.

Después de revisar una infinidad de recetas no pude dejar la oportunidad de compartir estas creadoras de contenido. Aunque ya sigo a un número considerable, en esta ocasión muestro sólo a tres de ellas, ¿las razones? El contenido es amigable, los ingredientes se encuentran en casi cualquier mercadito y transmiten buena vibra.

Vida Vegana

Este canal está a cargo de Diana Karenina, quien además de compartir cientos de platillos veganos, habla sobre los sitios más adecuados para conseguir algunos productos. Buena parte de sus videos dan un vistazo de su cotidianidad, por lo que puede vérsele como una amiga a la distancia.

Puntos buenos:

  • Ofrece listas de precios sobre los productos.
  • Explica cuáles son las alternativas más adecuadas a lo que está usando.
  • Tiene recetas dulces, saladas, de botanas, salsas, cremas y más.

Mariana Vite: Nutrición y veganismo

Si bien no soy vegana ni vegetariana, siento una especial admiración por esa comida. En un tiempo en el que me preocupé por saber más sobre el veganismo llegué al canal de Mariana, quien explica detalladamente algunos procesos nutricionales y desmiente tendencias para bajar de peso. Además del contenido sobre alimentos tiene vlogs, rutinas de entrenamiento, consejos de belleza, entre otros.

Puntos buenos:

  • Es buena referencia para quienes se inician en el veganismo, según mencionan algunas amigas.
  • Tiene videos en los que sustenta sus comentarios con bibliografía sobre nutrición.
  • Las explicaciones que brinda son de fácil comprensión.

Alziur

Creo que este es uno de los primeros canales que empecé a seguir, justo porque sentí que era el más cercano a mis gustos en comida y al respeto que existe hacia el cuerpo de los demás. La mayoría de las recetas son fáciles de preparar o sólo se ensamblan ingredientes. Lamentablemente el canal cerró hace casi un año, pero siguen disponibles todos los videos.

Puntos buenos

  • Hay videos de motivación para mantener una vida sana.
  • El fondo blanco y pulcro se agradece.
  • Tiene recetas muy buenas de bebidas.

Nota: Si quieres que tus chuletas de cerdo queden jugosas séllalas por ambos lados. Retíralas del fuego. Guisa cebolla, jitomate y chile en la misma cacerola. Reincorpora las chuletas y tapa hasta que absorban el líquido.

-Flor de Hibisco

#TDV: El hallazgo en la tienda friki

Creo que en alguna ocasión mencioné que mi familia es católica y bastante conservadora, por lo que no es de extrañar que no me dejaran ver ciertas series cuando era niña y, mucho menos, “monos chinos”. Después de casi siete años de salir del nido, me entró la espinita de ver mi primer anime, así que terminé disfrutando de Mushishi.

Una serie de circunstancias me sacaron de la casa el sábado temprano, mismas que me llevaron a pedir un consomé de birria que apenas toqué y a comprar un agua mineral “Tehuacán”. En algún punto del mediodía me dirigí, bien acompañada, a la tienda friki, como son conocidos los comercios dedicados a la venta de mercancía de anime, cultura japonesa, entre otras cosas.

Esto experiencia la puedo describir como “una región nunca explorada en mi mundo”; transité los breves pasillos, abrumada por la cantidad de niños acompañados por sus papás y las cantidades exorbitantes de dinero que se piden por algunas figuras; de pronto, sin advertirlo siquiera, me topé con galletas de la fortuna, caramelos de sabores irreconocibles, pastas, chicles, Pokys, hasta Kitkat de matcha (té verde) [imagíneseme aquí con ojos enamorados].

Llevé la mano al interior de mi bolsa y conté el dinero que traía, sin necesidad de apartar la mirada de los estantes. Analicé los precios e hice cuentas rápidas; opté por tomar una muestra de cada cosa, entre ellas, una pasta de arroz. Aunque hice fila por casi 10 minutos para que me cobraran, yo sólo pensaba en el orden en el que probaría mis dulces y la forma en la que prepararía la pasta.

He de decir, que me he asombrado con mi fuerza de voluntad, ya que, al momento que escribo esto, aún tengo cosas guardadas, esperando ser comidas. He identificado lichi, fresa, durazno y un potente sabor a kiwi, sobre el que debo decir lo sorprendida que quedé de lo similar que es al sabor natural. En cuanto a la pasta, me saqué una preparación de la manga, utilizando los ingredientes que tenía en casa; les comparto la receta.

No sé cuándo volveré a la Kumas Frikishop; sin embargo, ahora está en mi lista de lugares indispensables de comestibles poco comunes y con precios adecuados. Tal vez ahora destine una parte de la quincena para los cubitos de fresa, pero eso ya se verá a final de mes.

Frikipasta

Ingredientes

  • 400 gramos de pechuga de pollo
  • 1 paquete de fideos de arroz
  • ¼ de cebolla blanca
  • 1 diente de ajo
  • 2 ramas de apio (opcional)
  • 2 cucharadas de caldo de pollo en polvo
  • ¼ de taza de salsa de soya
  • 3 cucharadas de salsa de anguila
  • Sal al gusto
  • Suficiente agua

Procedimiento

  • Cocer el pollo con la cebolla, ajo, apio, caldo de pollo y salsa de soya.
  • Añadir los fideos cuando el pollo esté bien cocido y seguir las instrucciones del paquete.
  • Antes de servir, rectificar el sazón con salsa de soya y agregar la de anguila.
  • Se recomienda servir caliente y con abundante caldo.
  • Acompañar con salsa de chile chiltepín, en caso de necesitar picante con toda el alma.

Nota: ¿Te cuesta tomar agua simple? Puedes añadir unas rodajas de limón u hojitas de menta en tu jarra. Otras opciones son: flores de jamaica, rodajas de pepino, una cucharada pequeña de café o clorofila.

-Flor de Hibisco

Las histerias que se escriben

Hola, este mes hablaremos del periodismo. Es un tema bastante extenso, en el que actúan muchos factores, así que les voy a hablar de algunas de sus caras, por si requieren algo de contexto o inspiración para sus entradas colaborativas.

Es bien sabido que los medios de comunicación son considerados el “Cuarto Poder”; es decir, todo lo que vemos en redes sociales, televisión, radio, diarios, etcétera, tiene un impacto directo en las decisiones públicas y en la opinión de las personas. En redes sociales podemos ver este efecto claramente: algo se hace viral, se forman dos opiniones diametralmente opuestas (en general), personas pelean, se crea un impacto igual a cero (todo es sólo intelectualoide), pasan algunos días, algo más se hace viral, todo vuelve a empezar.

Y bueno, las redes sociales y la Internet son una gran herramienta para la comunicación; sin embargo, tienden a volver la información volátil, todo es cuestión de segundos, de tuits de 140 caracteres, escritos por personas no expertas en la materia. Es importante la democratización de la información, pero, sin sentido crítico qué sentido tiene. Para mí, esta es la tarea más importante del periodismo en estos días, la investigación y la crítica, el planteamiento que invite al lector a crearse una opinión, fundamentada en hechos, en contexto. Porque precisamente el periodismo no se trata de imprimir una nota en un diario, sólo porque el corte está próximo, sino de contar historias e involucrar a los lectores.

Esta idea mía del periodismo es muy “romántica”, porque no podemos olvidar que el peor de los males del mundo, a.k.a Capitalismo, tiene sus cochinas garras en absolutamente todo. Es increíblemente difícil hacer periodismo cuando los medios están tomados por “El Poder” (inserte risa malévola), y aquellos que se encuentran al margen sufren de las consecuencias, siendo la menor la censura y la mayor, y muy común, las amenazas de muerte o los asesinatos.

México es el país más letal para ejercer el periodismo, comparado en cifras únicamente con Afganistán que está en guerra. Así que no podemos decir, con la mano en la cintura, que el problema es que “no hay reporteras o reporteros dedicados”, porque es mentira, el problema reside en que por hacer su trabajo pierden sus plataformas, son ejecutados o tienen que huir para evitar este fin.

Igualmente, es importante decir que las mujeres componemos gran parte de la matrícula de escuelas de medios y periodismo; sin embargo, en los puestos de poder no aparecemos y es muy reciente que inclusive seamos contratadas como reporteras o al frente de noticieros. Las mujeres históricamente hemos tenido que crear los espacios para poder ser publicadas, por ejemplo “Las hijas del Anáhuac” o “Violetas del Anáhuac”, pero como no es de interés de El Poder, no son financiados estos medios y perecen.

En televisión

Podemos pensar que en términos de brecha de género, hemos avanzado en la representación que tenemos las mujeres en televisión; sin embargo, la lista de peros que se les pone a las comunicadoras es interminable. Piensen ustedAs, cuántas mujeres indígenas han visto al frente de un noticiero, o siquiera conduciendo un programa, cuántas mujeres negras, discapacitadas, gordas o de edad mayor han visto en la tele.

En general, las mujeres somos sólo requeridas en los programas de revista, en el “señora bonita, mire este sartén, mire esta receta”, pero en noticieros, cuando hay mujeres, son hegemónicas, y claro que no es culpa de ellas, sino de los productores, que sólo creen que la blanquitud puede dar la nota.

También me parece importante señalar a las periodistas deportivas, que son fuertemente atacadas por ser mujeres; se les exige más que a sus compañeros, se les critica y amenaza. Ahora con el uso de las redes sociales, podemos ver cómo cientos de hombres las atacan. Les dejo este video de una campaña que muestra la brutalidad de los mensajes que reciben. (sólo lo tengo en inglés).

En periódicos

Cada vez es más común ver a mujeres ocupando el puesto de “Jefe editor”, jefa en este caso; sin embargo, los dueños de los medios son hombres, claro, hombres blancos, heteronormados, etcétera. Hegemonía por excelencia. Jeff Bezos, por ejemplo, ha invertido buen dinero en diarios, que casualmente ahora apoyan esta minicarrera espacial de millonarios.

Y es aquí donde radica el problema, estos señores son los que eligen qué historias contar, historias que se replican en las redes sociales y terminan siendo enfrentamientos maniqueístas aquí y allá. A veces, una podría creer que estos medios están obsoletos, la cosa es que han sabido transformarse. Claro, muchos han caído con el tiempo y lo seguirán haciendo, pero otros tantos lograrán adaptarse al público y la época, incluso moldearla.

Al final, los medios buscan vender y crearán el contenido que esté en tendencia: la comunidad LGBT, el feminismo, la ecología. Por eso es importante decidir qué consumir, a quién. No darle clic a la nota amarillista, no replicar columnas de hombres rancios, que sólo lloran porque se les critican los privilegios. Apoyar proyectos de mujeres, sus investigaciones, sus luchas. Podemos regular el mercado editorial. Ya se ha visto en otros ámbitos, los libros, por ejemplo, sobre feminismo han tenido más distribución y publicación, porque somos un mercado importante, hay que apoderarnos de eso. (Exijamos y luego no les compremos nada). Ustedes mandan, dice Mercedes Gallego.

En fin, este es un pequeño recorrido, diálogo aleatorio, sobre periodismo. Hay tantísimas cosas más por hablar, por eso las invitamos a escribir, a indagar. De tarea tienen buscar una columnista que les guste, busquen plataformas de mujeres periodistas, series o películas que aborden el tema. Las posibilidades son infinitas. Escriban, porque así ustedes también están aportando, están moldeando las historias que se escriben.

-Las Sin Sostén.

La onda es que me salves, nena

Primero, una confesión. Cuando comencé a escribir este ensayo hice una breve introducción sobre cómo fue que impactó el rock en la cultura juvenil de los años 60, lo cual se vio reflejado en la literatura mal-llamada de la onda, error que algunos académicos aún no le sueltan a la teórica mexicana Margo Glantz.

Comencé así, diciendo que los que parecían ser opuestos, The Beatles vs The Rolling Stones, en realidad buscaban apropiarse de cuerpos femeninos, sólo que unos resguardados en frases bonitas, como sostener las manos de la enamorada, mientras que los otros endiosaban a una mujer inexistente que aludía al consumo de la marihuana. Luego escribí cómo el comportamiento machista que ambas bandas comparten no fue innovador, que eso ya se tenía en corridos, boleros y demás canciones de origen bien mexicano… pero me detuve. Me detuve porqué en realidad no quería hablar del rock, ni de la buena o mala influencia que dejó en el mundo, en específico en México, ni siquiera me interesaba diseccionar sus letras. Yo quiero hablar de una obra “olvidada” una novela que “rompe discursos” la novela “de la locura”, Pasto verde (Diógenes, 1968) del mexicano Parménides García Saldaña. 

Había comenzado con el nada breve resumen del rock, la misoginia en la música desde ¿siempre? Porque hablar de Pasto verde es hablar de rock, en especial del Aftermath (1966) de The Rolling Stones. García Saldaña o “Par”, como registran algunos escritores (José Agustín y Elena Poniatowska) gustaba que le llamaran sus allegados, fue un escritor que, según los conocimientos populares que poseemos sobre salud mental en la actualidad, lo clasificaríamos con alguna patología, entre ellas la esquizofrenia, la cual agravó por su excesivo consumo de alcohol y otras drogas. Además, de padecer una severa misoginia (intentó asesinar a su madre en dos ocasiones).

La leyenda de Par se consolidó cuando murió en un hotel de pocas estrellas en 1982, a los apenas 38 años de edad. Le han dado varias etiquetas: beat, ondero, poeta maldito mexicano, incomprendido, poseedor de una pluma adelantada a su tiempo. A esto yo puedo agregar que, en efecto, su obra fue total y completamente malinterpretada desde el principio, tanto por aquellos que decían que Pasto verde no tenía sentido, como por los que dijeron que “rompía con todo lo establecido”. Pasto verde no rompió, porque no pudo, porque no sabía, porque no le importaba, porque nadie le dijo, con el machismo de la época.

García Saldaña, a quien no le diré “Par” como la mayoría de los artículos “académicos” o notas conmemorativas lo hacen, siguió el rock, en donde ponía toda su fe, así reafirmó, adaptó, o bien describió el amor romántico en la contracultura. Mayoritariamente influenciado por el primer disco de los Stones en Pasto verde, (los menciona, alude o cita en más de cincuenta ocasiones a lo largo de las casi 150 páginas que dura la novela), García Saldaña replica el modelo de amor, y por ende desamor, que cantaban los británicos: la mujer está para curar (en el contexto de la onda de García Saldaña léase “coger”), cuando se va (sin coger) es una puta, buena para nada que utilizó el corazón (o cartera) del pobre hombre con el que estuvo. 

El narrador de Pasto verde se llama Epicuro, bautizado así para aludir al filósofo homónimo a quien se le adjudica el hedonismo, es decir, el dedicarse a los placeres del cuerpo. Epicuro por ende, persigue la satisfacción de su cuerpo, en manejar sin precaución y velozmente los autos de sus amigos, en beber, fumar y drogarse en exceso, pero en especial en buscar una “niña bien”, o sea una joven de clase media como él, con la cual acostarse, aunque cuando ellas no quieren (spoiler: ninguna se acuesta con él) acude con prostitutas (obvio) y las maldice mentalmente. Maldiciones que duran páginas, que abarcan casi el 70% de la novela, siendo el otro 20% citas y alusiones a The Rolling Stones y el 10% restante a burlas al gobierno del México de los 60. Así, Pasto verde en realidad es una novela del muchachito ardido que no pudo coger, que no pudo seducir a su vecina de la Narvarte, es para ponerlo elegante: la novela del desamor. 

Desamor que encuentra su cuna en letras como las siguientes: 

Under my thumb
Is a Siamese cat of a girl
Under my thumb
She’s the sweetest, hm, pet in the world

It’s down to me
The way she talks when she’s spoken to
Down to me, the change has come
She’s under my thumb
Ah, take it easy babe
Yeah

Under my thumb- The Rolling Stones

Epicuro repite: “Dominada nena, dominada Escuerina, tú que me dijiste que no, viéndome sobre el entarimado rocanroleando, pero ahora sí muérete […] Las nenas deliran por mí. Los cuates piden otra. Yo, muy cool […]” (García, 1975, p. 118). La cita anterior es una de las ocho veces en que Epicuro registra su fantasía/alucinación/sueño (pues la narración es tan confusa que no explica de qué categoría narrativa se trata) de venganza contra una de las cuatro mujeres que “jugaron” con sus sentimientos. Ese cruel juego era que las mujeres no le daban “la prueba de amor” ¿suena conocido? 

Así es, en la contracultura dibujada en Pasto verde el amor verdadero sólo es verdadero si la mujer entrega su sagrada y sanadora virginidad al buen joven antisistema agónico ondero amante del rock. No sólo tener sexo con él, no, la joven debía ser virgen, como les enseñaron los padres a esos rebeldes onderos que rompían con todas las buenas costumbres: […] pero por tu vagina cabe todo un regimiento, ¿a quién querías engañar? Doña Puñales […]” (García, 1975, p. 138).

Ahora esta terrible caída de la joven no virgen y/o que no desea entregar su virginidad al varón es tal porque el ascenso al poseerla tiene valores casi místicos. Epicuro y García Saldaña (porque recordemos que en literatura por mucho que se parezca narrador y autor NO son la misma cosa) coinciden en este valor sagrado al himen femenino, a pesar de que el autor, García Saldaña reconoce lo absurdo de esta concepción en su libro posterior de ensayos En la ruta de la onda (Diógenes, 1972): “[…] toda la estructura economicasociomoral establecida en el himen […]” (García, 1986, p. 93). 

A pesar de tratarse de dos entes distintos, es evidente que García Saldaña transmite o bien expresa las siguientes creencias a su narrador: “El Chavo [ondero] no posee nada […] Haciendo el amor descubrirá quién es. En las múltiples y complejas sensaciones del acto sexual tratará de encontrar su nueva persona […] En el sexo de la mujer, en su reincidencia, está el secreto de la onda […] En la onda, la mujer ya no es el orden, sino la libertad […]” (García, 1986, p. 73). Epicuro está convencido de que su única salvación la encontrará en el sexo femenino, ya que en varias ocasiones pide a una mujer, la que sea pues sólo la nombra “nena”, lo salve teniendo sexo con él: “Te necesito nena no me dejes caer quiero hacer el amor contigo nena ven […]” (García, 1975, p. 74). Epicuro en verdad cree que él sólo tiene amor que ofrecer y que las mujeres lo rechazan por no tener dinero ni auto, porque no desean salir de la vida “fresa”, no porque lo más probable es que se embaracen y queden marginadas, fuera de la sociedad y tratados por todos, incluso los onderos, como putas, despreciadas, inválidas, sin derecho a siquiera hablar. 

El auge de este endiosamiento al sexo femenino no es nuevo ni en la onda, ni en las letras de los Stones, responde a una tradición occidental católica que precisamente aprisiona el sexo, y por ende el placer femenino. Lo sagrado no debe tocarse, a menos de poseer los permisos debidos, como expone Marcela Lagarde en su afamado libro Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas. (Siglo XXI, 2015). Es por esto que en el contexto contracultural, no es raro encontrar similitudes entre que lo sagrado, místico, valioso, adquiera cuerpo femenino, se adore, admire, aprecie (¿aprisione?). Así encontramos letras “románticas” como:

Oh, my sweet Marie
I wait at your ease
The sands have run out
For your lady and me
Wedlock is nigh my love
Her station’s right my love
Life is secure with Lady Jane

Lady Jane- The Rolling Stones

Donde la semejanza fonética delata que la canción es más bien dedicada a la marihuana. Este misticismo femenino a la marihuana lo repite también el narrador de Pasto verde: “[…] Dulcinea María /Ella te trata bien / Ella sólo te escucha […]” (García, 1975, p. 69).

Es común encontrar textos del presente siglo que idolatren Pasto verde, la mayoría escritos por hombres, y que deciden pasar por alto o dar como obvio el machismo que posee. Más allá de ser “normal” para su época es de llamar la atención que replica modelos de enamoramiento y amor, en particular para cómo las mujeres debían amar a los hombres, que provenían de generaciones anteriores. Lo único que los diferencia es que los onderos no proponen matrimonio, de ahí en fuera la posesión del cuerpo femenino y la falta de interés en sus actividades, gustos y pensamientos queda de lado. El propio Epicuro cuenta de relaciones con otras dos jóvenes con quienes compartía intereses, pero que lo dejan por su insistencia en el sexo extramatrimonial, un lujo que pocas, o ninguna podía darse en su época. 

Hoy la onda dejó sus huellas, el rock también, sin duda, hoy ya no nos casamos para tener sexo, hoy ya no despreciamos a las mujeres por no querer acostarse con un hombre después de que éste “les invitó” al cine o a comer. Hoy tampoco humillamos o avergonzamos a las mujeres por mostrar su vida sexual, sus cuerpos, no, ya no. No, hoy ya no somos tan misóginos y machistas como lo fue García Saldaña, por eso lo escribir así, por eso debe seguir siendo leído, estudiado, por eso lo incomprendieron, pobre buen hombre de su época, pobre transgresor…

-Rebeca M. Aragón

BIBLIOGRAFÍA:

Agustín, J. (2003a). Epílogo «El Rey Criollo, medianamente soy yo». En García, S. P., El rey criollo. (pp. 171 – 177), Ciudad de México: Planeta, booket.

Agustín, J. (28 de diciembre 2003b). El poema de Parménides. Reforma, p. 12.

García, S. P. (1975). Pasto verde. México: (2da ed) Diógenes.

García, S. P. (1986). En la ruta de la onda. México: (3ra ed) Diógenes

Glantz, M. (1971). “Onda y escritura: jóvenes de 20 a 33”. Cervantes Virtual. http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/onda-y-escritura-jovenes-de-20-a-33–0/html/c6a83f9b-dd2a-4036-9f90-127d008e44f4_5.html

Glantz, M. (1976). La onda diez años después: ¿epitafio o revalorización?. [Versión electrónica] Recuperado de https://cdigital.uv.mx/bitstream/handle/123456789/7265/19765P88.pdf?sequence=1&isAllowed=y

Lagarde, M. R. (2015). Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas. México: (2da ed) Siglo XXI.

Oliva, J. C. (17 de diciembre 2018). ‘Pasto verde’, la legalización de Parménides García Saldaña.  El país. Recuperado de: https://elpais.com/cultura/2018/12/15/actualidad/1544842231_523077.html  Poniatowska, E. (1986). La literatura de la onda: ¡Así como te has portado yo no me retrato contigo, vida!. En ¡Ay vida, no me mereces! (pp. 167 – 213). Joaquín Mortiz: Distrito Federal

Cuando no estés aquí

“¡Llévate tus cosas!” gritaste y me lanzaste el reloj que tenías sobre la mesa; lloraste y tu rostro se volvió rojo. Nunca supe si fue ira o tristeza.

Estabas tan metida en tu dolor que pisaste mis lentes, después de unos minutos me sentí invisible, como si estuvieras peleando con la pared; yo sólo pude quedarme sentado en el pasillo, ya ni siquiera me mirabas, solamente te sentaste y dijiste que esto era lo mejor.

Ahí supe que todo había terminado, recogí las monedas del suelo, ésas que te regalé después de que hicimos un viaje, y sin más salí de la casa.

-Sandra G

#TDV: Sabores “elegantes” de bajo presupuesto

A pesar de ser una conocedora de la gastronomía (en teoría), me falta probar infinidad de sabores y acceder a muchos lugares. Por años he tenido un presupuesto limitado para mi alimentación, así que la creatividad siempre ha sido mi fuerte; no obstante, identifico ciertos sabores “especiales”, aquellos que no solemos convocar en el día a día. Ya sea por los brindis post-presentación de libros o la asistencia a algunas bodas, tengo una idea vaga de lo que es la elegancia en la comida y cómo es posible replicarla sin vaciar la tarjeta.

Una apuesta segura son los sabores del mediterráneo, los cuales gozan de prestigio y están bien clavados en la experiencia colectiva, aun cuando muchos nos resistimos a pensar en su ubicación en el mapa: aceitunas, vino, jamón serrano, higos, queso manchego, alcaparras e, incluso, sardinas en aceite de oliva. Por otro lado, más cerca de nuestras latitudes, hay ingredientes como: chipotle, pitayas, escamoles, mango, piloncillo, cacahuate, maíz azul, chicatanas, salsa macha, mermelada de xoconostle y tequila.

Tomando como base lo anterior, puedo decir que con la entrada del siglo la cocina mexicana gourmet nos ha mostrado una convivencia sana entre ambas gastronomías; a lo que se han sumado elementos asiáticos, de otras regiones de Europa y Sudamérica, además de técnicas innovadoras como la cocina molecular. Contrario a lo que creía, la ampliación de los horizontes ha acercado los ingredientes, lo que posibilita una experiencia gourmet en casa

Como ya he dicho, mi presupuesto para alimentos es bastante reducido, pero he aprendido a hacer compras con inteligencia. Ahora sé que todos los días pueden saber mejor si entro en los pasillos adecuados del mercado o súper.

Ingredientes “nice and elegant” por menos de $50.00 mxn

A decir verdad, los ingredientes que suelo comprar no son de altísima calidad, pero saben bien; así que aquí comparto mis recomendaciones y/o experiencias al agregar un toque fancy a las preparaciones:

Productos y marcas favoritas:

Tal vez mentí un poco con eso de «bajo presupuesto», pero hay que tomar en cuenta que la mayoría de los ingredientes que se enlistan a continuación pueden adquirirse una vez y utilizarlos más de dos. Todos los precios están en pesos mexicanos.

  • Aceitunas Búfalo de bolsa ($19.00)
  • Chiles chipotles adobados La Costeña ($13.00).
  • Queso crema Philadelphia ($30.50).
  • Piloncillo/panela ($30.00).
  • Mermelada chile pasilla/piña Mc Cormick ($39.00).
  • Papel de arroz Satoru ($36.00).
  • Vinagre de arroz Kaporo ($26.00).
  • Vinagre balsámico Carbonell ($39.20).
  • Quinoa Okko ($43.0).
  • Salsa Worcestershire Crosse and Blackwell ($33.00).
  • Sazonador ajo con queso McCormick ($36.00).
  • Salsa 4 quesos Hunts ($21.50).
  • Crema Ácida Aguascalientes ($30.50).

2.Recomendaciones:

  • Compra los champiñones en el área de refrigerados (no congelados) si los usarás en ese momento, si no, cómpralos frescos y a granel. Con la primera opción ahorrarás hasta un tercio del costo real.
  • Si tus salsas se espesan de más, añade agua y no gastes en más ingredientes. Esto evitará que se altere la sazón aún más.
  • Los cítricos (naranja, limón y mandarina) son súper recomendables para que tus ensaladas se vean más completas y coloridas. Si tienes suerte, puedes aprovechar las ofertas de temporada.
  • Todas las especias son más baratas y están más frescas a granel.
  • El jengibre y la cúrcuma agregan sabores orientales a tus platillos sin necesidad de gastar mucho.
  • La mejor crema de cacahuate es la que haces en casa… sólo con cacahuates tostados en la licuadora.
  • Revuelve un puño de fresas, moras o frambuesas, añade un chorrito de aceite de oliva, vinagre de tu preferencia y sal para una vinagreta poderosa, pero no muy cara.
  • El apio, tomillo y laurel son excelentes en sopas y cremas, úsalos.

Nota: Haz dips saludables sustituyendo aderezos y mayonesas con yogurt griego natural sin azúcar. Échale especias o hierbas con ganas, el mundo no se va a acabar.

-Flor de Hibisco